Asistencia de la matrona.

Hebammenhilfe

Todas las mujeres tienen derecho a la asistencia de una matrona durante el embarazo, el parto, el puerperio y la lactancia. Las matronas realizan durante ese tiempo un amplio seguimiento integral y son su persona de contacto con competencias hasta que acaba el periodo de lactancia.

Para poder conocerse mejor y entablar una relación de confianza, lo idóneo es ponerse en contacto con una matrona cuanto antes, aunque como muy tarde debería hacerse en la segunda mitad del embarazo.

Las tarifas del servicio de matronas están reguladas por el Acuerdo sobre los Honorarios de las Matronas.

Los Seguros de Enfermedad oficiales se hacen cargo de la totalidad de los gastos. La liquidación se tramita directamente con el Seguro de Enfermedad. Muchos seguros privados asumen, igualmente, los gastos derivados de este servicio. Sin embargo, la relación de prestaciones depende del contrato firmado en cada caso. Por eso recomendamos que se pida al Seguro de Enfermedad un escrito de confirmación en el que figure expresamente que se hacen cargo del importe total de los gastos generados, antes de solicitar la asistencia de una matrona.

En el mencionado Acuerdo sobre los Honorarios de las Matronas se establecen las siguientes prestaciones:

Embarazo Desde el comienzo de la gestación tiene usted derecho a solicitar la asistencia de una matrona.
La mayoría de las matronas ofrece su enorme variedad de servicios a domicilio. Algunas atienden en las consultas de matronas, en las maternidades o incluso en las consultas de los médicos. En los casos en los que la embarazada deba cuidarse de forma especial físicamente (p. ej. por contracciones anticipadas), se aconseja solicitar la atención de la matrona a domicilio.

Servicios que prestan las matronas durante el embarazo: Conversación inicial, asesoramiento, chequeo previo con documentación para el Carné de Embarazo, ayuda con las molestias propias del embarazo, asistencia en embarazos de alto riesgo, preparación al parto en grupo y preparación al parto individual (posible solo con un certificado médico).


Parto Cuando los futuros padres se preguntan dónde les gustaría que viniese al mundo su hijo, surge una cuestión fundamental: ¿Debe nacer en una clínica o es preferible que nazca en casa, en una maternidad o en la consulta de una matrona? Existen muchas buenas razones para optar por cualquiera de las opciones.
seguridad como la atmósfera. Además, para muchos de los futuros padres también es importante lo que ellos mismos desean y se imaginan con respecto al parto, y también poder pasar los primeros tiempos con el bebé.
Cela signifie que toute femme sur le point d’accoucher acquière une idée précise, avant l’accouchement, sur les conditions dans lesquelles elle se sent en sécurité et bien entourée et sur l’importance qu’elle accorde à l’assistance médicale.
Son requisitos fundamentales para que el parto pueda planificarse fuera de una clínica, que el embarazo discurra con normalidad y que la madre y el niño estén sanos. Por los riesgos que entraña, el parto en casa se desaconseja en ciertos casos como son, entre otros, los embarazos múltiples, si el bebé viene de nalgas, en partos prematuros o con enfermedades metabólicas graves. Dichos riesgos deben ser evaluados en cada caso particular junto con su matrona y su médico.

Servicios que prestan las matronas en el parto: Asistencia al parto en un centro hospitalario, parto con matrona propia en una clínica, asistencia al parto en una maternidad o en la consulta de una matrona, parto en casa y ayuda en caso de aborto o de mortinato.


Puerperio Independientemente del lugar del parto y del proceso de parto, comienza la asistencia por parte de una matrona durante el tiempo de puerperio.
El periodo de puerperio, que dura ocho semanas, sirve tanto para la recuperación física y psíquica del embarazo y del parto de la mujer, como para su orientación y reorientación en su vuelta a la realidad como madre y de su vida como padres.
La asistencia por parte de una matrona durante el tiempo de puerperio resulta muy útil para la nueva familia. Por esta razón, el Seguro de Enfermedad se hace cargo de los gastos derivados de este servicio de visitas a domicilio hasta la octava semana después del parto. En los primeros diez días después del parto se computa incluso una visita diaria. Este servicio se ofrece independientemente de dónde o cómo ha tenido lugar el parto. También se les ofrece a las mujeres cuyo hijo muere, antes, durante o después del parto, independientemente de la causa y de las semanas de embarazo.

Servicios que prestan las matronas durante el puerperio: Asistencia a la madre y al niño en la clínica o a domicilio durante las ocho primeras semanas después del parto. Chequeo preventivo del niño (U1) y gimnasia posparto en grupo. La asistencia en el tiempo de puerperio incluye la orientación y el asesoramiento en el cuidado y en la alimentación del niño, la orientación y el asesoramiento para la lactancia, la ayuda cuando hay problemas de lactancia y el control del proceso de puerperio (por ejemplo, de la retracción del útero, de las curas del ombligo, la planificación familiar, la recuperación suelo pélvico, etc.)


Lactancia Después del puerperio, el proceso de compenetración que tiene lugar entre la madre y el recién durante la lactancia suele correr bien, aunque siempre surgen dudas y pequeños problemas. Quizás necesite saber cómo se puede compaginar la lactancia con su actividad laboral, o cuándo debe darle a su bebé una alimentación complementaria. También se le asiste cuando se produce una obstrucción mamaria o cuando el recién nacido deja de comer.
Sobre cuánto tiempo le gustaría que durase el periodo de lactancia es una decisión que debe tomar individualmente cada madre, teniendo en cuenta el propio proceso y la evolución del bebé. Los aspectos positivos de la lactancia son tantos, que siempre se aconseja que se prolongue lo más posible. Un niño muy activo, que gatea descubriendo el mundo, saca mucho partido de los anticuerpos de la leche materna. También para la madre resulta ventajosa la lactancia prolongada.
La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la lactancia exclusiva durante los primeros seis meses y, después, la lactancia combinada con los alimentos adecuados hasta los dos años de edad o más. Sea cual sea el tiempo de lactancia elegido, las matronas siempre estarán para asistirla en lo que necesite.

Servicios que prestan las matronas durante la lactancia: Asesoramiento telefónico diverso y visitas a domicilio hasta el fin del periodo de lactancia.