Depresión posparto.

Todos los padres desean tras el parto vivir con alegría el comienzo de una nueva vida juntos.
Pero a veces no es así y las madres se sienten enormemente inseguras y conmocionadas cuando se percatan de que, en vez de la esperada felicidad, les invaden sentimientos completamente imprevistos.

… Parece que la satisfacción y la energía para todo han desaparecido
… Las preocupaciones y los miedos se convierten en fieles compañeros
… El agotamiento y la sobreexigencia se mantienen incluso después del descanso
… Les invade un sentimiento de pudor y de dudas sobre si una madre “normal“ debe sentirse así

Entre el 10 y el 20 % de las madres experimenta estas sensaciones u otras igual de imprevistas en distintos grados de afectación emocional. En realidad no son malas madres, son madres inseguras.
En este caso no nos referimos a eso que se conoce como ‘babyblue‘ y que consiste en un tiempo breve de inestabilidad justo a continuación del parto. Se trata más bien de una sensación semejante a tener una cinta de hierro rodeando el corazón, y sin esperanza de mejoría. Este tipo de depresión puede comenzar en los primeros días posteriores al parto o, si no, también semanas o incluso meses después.

En nuestra página de enlaces encontrará información complementaria que le servirá de ayuda enlace de la lista.

Enlaces útiles: