El llanto del bebé.

Schreibabys

Por qué llora tan fuerte nuestro bebé? ¡Si hemos hecho todo lo necesario para que se sienta a gusto!

Esto o algo parecido es lo que suelen pensar los padres inseguros cuando, después de alimentarlo, asearlo y transmitirle todo su amor, se pasan la noche con el niño a vueltas. Todos los niños lloran, aunque es cierto que algunos lloran más que otros y son más difíciles de tranquilizar. Incluso cuando los padres ya han hecho lo imposible para satisfacer todas sus necesidades. En ocasiones parece que el llanto dura horas y horas y, por norma general, el punto álgido suele coincidir con el anochecer.

Las causas pueden ser muy variadas, desde unos simples gases, una alergia, una estimulación exagerada, el estrés, un entorno inadecuado para dormir, hasta un posible síndrome KISS u otras enfermedades. Por esta razón, en algunas ocasiones resultan efectivos los recursos sencillos o un cambio comportamiento por parte de los padres, pero en otras hay que actuar como un auténtico detective en búsqueda de la razón que origina el llanto.

En Berlín existen varios lugares e instituciones donde se asesora y se presta apoyo a familias que tienen bebés con problemas de sueño, de alimentación y de llantos. Allí, los padres de niños con problemas de regulación pueden aprender a interpretar correctamente el comportamiento de su hijo. La puesta en práctica de una serie de medidas tranquilizadoras favorecerá que el niño vuelva a encontrar su equilibrio.


Existen matronas especializadas en este campo. Si le interesa, póngase por favor en contacto con la Asociación de Matronas de Berlín. Si no, puede solicitar su matrona según la oferta existente o informarse en el enlace de la lista.

Enlaces útiles: